Por qué venir a Kintsugi emocions i salut

Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con polvo de oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.
Este antiguo arte tradicional japonés de reparación de cerámica rota con polvo de oro se llama Kintsugi.
Y en cierto modo, ocurre igual con las personas….porque después de hacer terapia para sanar nuestro cuerpo, nuestro corazón o nuestra alma nos volvemos más fuertes y más valiosos.

Es por eso que en Kintsugi emocions i salut tratamos a la persona de forma holística (su parte física, emocional, mental y espiritual) para lograr su equilibrio perfecto.

¿Te vienes?
Estamos en el centro histórico de Mataró (junto a la Basílica de Santa María)

¡Nos encantará atenderte y ofrecerte una infusión mientras charlamos!



He leído y acepto la política de privacidad